Cristiano Ronaldo empuja el balón en la línea de gol y sentencia el partido ante Luxemburgo (0-2)