El dato que no hace un favor a Cristiano: nueve victorias sin él en los últimos partidos