Los detalles del debut de Cristiano: desesperación y más tarde la felicidad más absoluta