Courtois no se quejó en el gol de Januzaj hasta que vio que el árbitro lo había anulado