Así fueron las paradas de Courtois y Oblak que convirtieron al derbi madrileño en una exhibición de porteros