Un futbolista de la Liga Coreana se rompe tres vértebras tras una espeluznante caída con el cuello contra el césped