La conversación telefónica entre Florentino y Ramos para calmar los ánimos tras la gran bronca en el vestuario