"Tendrá que bajar al calabozo", la irónica conversación entre Raúl Bravo y el juez