La contaminación obliga a los ciclistas del Tour de Siak a competir con mascarillas