La difícil labor de construcción de los riders para hacer posible la Rampage