El Barça perderá más de 6 millones de euros por jugar a puerta cerrada ante el Nápoles