¿Confiados? Los culés se ven favoritos para llevarse la Copa del Rey