Las confesiones de Damián Quintero a Ona Carbonell: del mayor sacrificio a la imparcialidad de los jueces de kárate en Japón