Los compañeros de los jugadores de la Arandina acusados de un posible delito sexual, a las cámaras: “¡Que te quites de aquí!”