El carisma encerrado en un hombre y pionero de un estilo único: así era Michael Robinson