Un hincha colombiano falta el respeto a aficionados japoneses y su propio país se avergüenza de ello