Los colchoneros no pierden la esperanza y comienzan a preparar el viaje a Cardiff