Sin coches, ni papeleras ni nada sospechoso: así se blinda el Bernabéu para el Clásico