El club, molesto con el trato de Pellegrini a la cantera