El Barça ya puede acometer el fichaje de Griezmann tras bajar su cláusula a 120 millones