El momento en el que un aficionado tapa la subida de Carlos Coloma con una estelada