Víctor Tasende superó una tetraplejia gracias al deporte