Froome se queda sin bici... ¡y se pone a correr subiendo el Mont Ventoux!