LaLiga y Champions podrán finalizarse si se sigue el ejemplo de China