"Qué bueno nano", la celebración de Rafa Nadal en el vestuario tras ganar Roland Garros