La celebración más íntima y cariñosa de los jugadores del Barça tras ganar la Copa