Derbi en Tel Aviv: la misma celebración que le costó la roja a Cavani provoca una batalla