Así se celebra un gol con el VAR: risas, cachondeo y 42 segundos después de marcar