Cavani da toques de balón con un niño sin piernas y lo describe como una de las experiencias más increíbles de su vida