El Laboral Kutxa se solidariza con los refugiados sirios