La carta de un niño que ha hecho emocionarse a Jordi Alba