La capilla ardiente se instalará en el palco de honor del Santiago Bernabéu