Aficionados del Espanyol recibieron al Barça con bengalas y lamentables cánticos a Piqué