Gerrard: la tragedia que marcó su vida