El madridismo todavía tiene muy presente la salida de Cristiano: cientos de hinchas acuden al Bernabéu con la camiseta del luso