Hinchas del Liverpool queman la camiseta de Coutinho y el club promete devolver el dinero a los que la hayan comprado este año