La caldera del Vicente Calderón, preparada para hacer arder el derbi de Champions