La espeluznante caída de Nunnally en el Fenerbahçe - Baskonia que silenció al pabellón