La Bundesliga planea volver a jugar el 9 de mayo: a puerta cerrada y con el personal necesario