Vicente García, el 'rey del desierto'