La bofetada más bestia: El campeón ruso deja KO a su rival de un solo golpe en la cara