Ni cantera ni estilo culé: Boateng, el último en romper las normas del Barça