El brutal bloqueo de Adams a Beverley con el que está flipando toda la NBA