Quejas en el Sánchez-Pizjuán ante la posible venta del club: “¡El Sevilla no se vende!”