La fiesta preparada en el Bernabéu y Cibeles para vivir la final de Champions