Benzema, el único ovacionado por la grada del Bernabéu