La guerra de bengalas entre radicales del Atlético y del Marsella en los aledaños del estadio