La reacción de Bartomeu a la pañolada del Camp Nou: sonrisa y sin inmutarse