El Barcelona se proclama campeón de la Copa de la Reina tras ganar al Atlético de Madrid