El Barça podría ‘tocar’ los sueldos de los jugadores porque ingresaría 130 millones menos de los presupuestados